Claves para la reforma del apartamento en la playa

Los apartamentos en la playa son segundas viviendas que o son para disfrute personal o para ser alquiladas durante los meses de calor. Aunque su uso es diferente al de las primeras viviendas, su desgaste puede ser considerable en función de las personas que lo habiten durante esos meses. Por ello cada cierto tiempo es necesario realizar una reforma del apartamento en la playa.

En ocasiones la vivienda está recién adquirida, pero por ella ya han pasado varios años, por ello es necesario hacer una reforma del apartamento en la playa, actualizar y modernizar para los nuevos ocupantes.

A la hora de emprender la renovación de una casa, resulta sencillo imaginar cómo quedará tras la decoración elegida. Pero hay que tener en cuenta que ese es el último punto dentro de todo el proceso de reforma del piso, ya que primero toca evaluar la estancia y considerar cuales son aquellos detalles que se desean renovar.

La temporada de verano está a punto de finalizar, por lo que es necesario comenzar a evaluar en qué momento es más oportuno comenzar con la reforma. Los expertos de Reformas Granada siempre aconsejan a sus clientes hacerla los primeros meses de otoño o de primavera. Dado que el verano en las costas suele ser muy húmedo, lo que conlleva problemas para que se vayan secando las diferentes mezclas; los meses de verano están para que este tipo de apartamentos sean aprovechados.

Detalles a tener en cuenta en una reforma del apartamento de la playa

Analizamos los datos a tener en cuenta para realizar una reforma de manera eficiente y práctica:

Revisar la estructura

Si se desconocen los datos del año de construcción o si la vivienda ya ha sido renovada en algún momento, es oportuno averiguar esos datos. Así se tendrá una idea real sobre las características profundas de la casa.

Estado de la instalación eléctrica

Por ejemplo, hay apartamentos en las costas que son de los años 60, muchos de estos nunca ha sido reformados, por lo que será necesario renovar todo el sistema de cableado, junto con los enchufes e interruptores. A esto hay que sumarle el hecho de que será necesario tener más potencia eléctrica junto a la nueva instalación. Esto es preciso dado que los nuevos electrodomésticos requieren de mayor potencia eléctrica para funcionar; si no se hace este cambio toda la instalación colapsaría con solo enchufar un ventilador de más.

Estado de las cañerías

Ocurre lo mismo que en el punto anterior. Si se observa que las cañerías son tan antiguas que aún están hechas de cobre, será esencial cambiarlas, y habrá que añadir posiblemente una llave de corte en baño y cocina.

Es peligroso conservar las tuberías en ese metal, ya que no son saludables y además ante una rotura no se podría hacer gran cosa más allá de cambiar todo el entramado. Mejor hacerlo de una vez que esperar a que falle.

Estado de las ventanas

Con el paso del tiempo las ventanas y las persianas quedan anticuadas, desgastadas y poco funcionales. Si son de madera o aluminio hay que tener en cuenta que debido a estar en una zona costera suelen desgastarse mucho, además es muy probable que no sean de doble acristalamiento. Por ello cambiarlas por otras que garanticen un mejor aislamiento del calor y del frío hará que a mediano plazo se ahorre dinero.

Consejos sobre el equipamiento

Una vez se hayan efectuado las reformas necesarias y se haya renovado la infraestructura, será imperioso equipar el lugar con el mobiliario, los electrodomésticos y el menaje necesario.

Los apartamentos en la playa no suelen ser muy grandes, por lo que es necesario elegir un mobiliario básico y a la vez funcional, que permita albergar un buen número de personas si se desea alquilar o compartir con la familia.

Hay que equipar el baño y la cocina con los electrodomésticos necesarios: lavadora, frigorífico, secador, tostadora, etc. para que la estancia sea fluida y cómoda, sobre todo si se va a pasar todo el verano en el piso o si se va a alquilar. Si el espacio es reducido, lo mejor será utilizar tonalidades claras tanto en las paredes como en el mobiliario, así parece más amplio y luminoso, creando una sensación más cómoda.