Cómo mejorar la seguridad de una vivienda

La seguridad de una vivienda es una de las cosas que más preocupan a sus propietarios, y que más valor le dará en el mercado. Es uno de los aspectos que más valoran los habitantes, pues les permite vivir  tranquilos.

Con el paso del tiempo, las viviendas se van quedando anticuadas y sus estándares de seguridad van disminuyendo, lo cual puede provocar cierta inquietud. Muchas reformas integrales se realizan con el objetivo de mejorar diferentes aspectos de una vivienda que a su vez aporten seguridad a los habitantes, con el fin de evitarles preocupaciones futuras.

En este tipo de reformas se enfoca en ciertos puntos específicos,como sustituir puertas, ventanas, solería, sistemas de ventilación y demás materiales que se han ido estropeando con el paso del tiempo. Para ello es aconsejable acudir a un especialista, como los de Reformas Granada, para que se hagan responsables de todo el proceso sin que el usuario se vea involucrado.

De hecho, una de las opciones que los clientes pueden elegir es dejar la casa durante los días que la obra dure, para que ninguna de las dos partes se moleste mutuamente. De esta forma, cuando los inquilinos vuelvan ya estará todo perfecto para comenzar a vivir en la casa nuevamente.

Elementos para mejorar la seguridad de una vivienda

A continuación se realizará un análisis de los elementos esenciales para mejorar la seguridad de una vivienda, sugiriendo qué objetos pueden o deben reemplazarse cuando ya ha pasado demasiado tiempo desde que se instalaron por primera vez.

La puerta de entrada

En muchas casas la puerta principal sufre los estragos del tiempo, desgastándose sus materiales y componentes, por lo que se vuelven poco fiables. Por ello es necesario actualizarlas y colocar un modelo más seguro y adecuado. Lo más recomendable es colocar una puerta blindada, acorazada o de seguridad. Existen tres grados en este modelo de puerta.

El nivel se evalúa en función al tiempo en que tardaría un profesional en forzarla. Las hay de grado 3 en las que se tardan 5 minutos, de grado 4 en las que tardan aproximadamente 10 minutos y de grado 5 y 6 que se usan en establecimientos.

Todos los demás modelos podrían violentarse en menos de cinco minutos, lo que los hace muy poco seguros.

Modelos de cerraduras y mirillas

El punto más frágil de una puerta es la cerradura. Es la primera en ser atacada cuando lo que se desea en entrar a una casa por la puerta de manera ilegal. Por eso, se recomienda elegir una puerta que posea cerradura con cilindro anti-bumping y un escudo protector para evitar que sea forzada con taladros o tenazas.

Las mirillas aún existen en casi todas las puertas, pero poco a poco están siendo reemplazadas por mirillas digitales, similares a la de los bloques de piso para hacer el seguimiento de aquellos que visitan una casa y así hacer de esta un lugar más seguro para aquellos que la habitan.

Las ventanas

Las ventanas son otro de los puntos débiles de una vivienda, especialmente si se encuentran en los pisos bajos de una vivienda. Por ello es importante invertir en unas ventanas con cierres de seguridad y que sean oscilantes. Los modelos con apertura en corredera son menos resistentes y más fáciles de abrir desde el exterior, así que solo se aconsejan si van a ser utilizadas en pisos elevados o en la parte superior de una vivienda.

Por suerte, en España se tiene como costumbre colocar rejas en las ventanas, sobre todo en las primeras plantas o en los bajos de los edificios, lo que ayuda a reforzar la seguridad de las ventanas haciendo así la casa mucho más segura.

Sistemas de ventilación

Reglamentariamente todas las habitaciones (menos el baño) deben tener un acceso hacia el exterior, para que tengan corriente de aire natural y ventilación. Para ello es necesario hacer una distribución adecuada y colocar extractores de aire en los lugares donde la ventilación no puede realizarse de manera natural.

Esto se hace por seguridad, con el fin de evitar que se queden atrapados en el aire elementos que puedan ser nocivos para aquellos que viven en la casa.