Materiales para revestimiento

Una de las decisiones a valorar cuando se está rediseñando o creando algún espacio de la casa es la d escoger el material para hacer un revestimiento de las paredes o suelos. En el mercado existen diferentes materiales a tener en cuenta antes de realizar cualquier instalación.

La decoración de una casa es un tema muy personal que va ligado estrechamente con las necesidades de cada familia. Antes de elegir entre las diferentes opciones que hay, se deben valorar una serie de cosas, como el presupuesto, el material o las características de cada elemento a utilizar.

Existen diferentes estancias en una vivienda que pueden ser revestidas con diferentes materiales que para hacerlas más confortables, seguras y estéticamente armoniosas. Por ello hay diferentes materiales acordes al uso que vaya a tener la estancia en la que serán colocados.

Antes de realizar cualquier tipo de reforma es aconsejable acudir a un equipo de profesionales, como los de Reformas Granada, para que sean ellos quienes asesoren al usuario y lo guíen en todo el proceso, dado que no todos los materiales de revestimiento para paredes o suelos son los adecuados para cualquier estancia.

Cómo elegir un revestimiento adecuado para paredes o suelo 

A continuación, se analizarán los pasos a seguir antes de llevar a cabo la elección de los materiales:

Hay que definir la estética

Lo primero a considerar es la estética que se busca para la vivienda, dado que de ello dependerá la creación de un ambiente más uniforme. Es necesario guiarse por diferentes criterios como son: la resistencia y el confort de los materiales.

Si se busca una estética contemporánea, hay que decantarse por materiales austeros y superficies lisas, por el contrario, si lo que se busca es un estilo rústico, hay que apostar por mamposterías o materiales en tonalidades ocres como la madera. Para una estética neoclásica se pueden usar molduras clásicas junto con superficies lisas como el mármol.

Escoger en relación con el mantenimiento

Otro de los puntos a valorar antes de decantarse por un material de revestimiento es el del mantenimiento. Si se escoge anteponiendo la estética a la durabilidad se debe tener presente, por ejemplo, que los suelos de madera natural requieren de mucho mantenimiento.

En cambio, si se prioriza tener un mantenimiento más cómodo, se deberán elegir materiales más resistentes como la cerámica, el mármol o la porcelana, que tienen mil posibilidades debido a sus múltiples formas y colores.

Los expertos como los de Reformas Granada sugieren tener muy presente, antes de elegir el revestimiento, el cuidado y la durabilidad que estos van a tener, dado que de ello dependerá el tiempo que estos estarán en una casa. Una mala elección puede provocar que los materiales se estropean rápidamente.

Tener presente el confort

Dependiendo del lugar en el que se viva, uno de los puntos a valorar es el de la inercia térmica, dado que aumenta el confort del lugar. Los materiales blandos -como los textiles o las maderas- son los adecuados para conseguir un confort acústico, mientras que aquellos que son de alta o baja reflectividad proporcionarán una armonía en el ambiente lumínico.

La tonalidad de los materiales

En función de la estética que se desea se deberá elegir una serie de acabados u otros, que darán mayor amplitud, luminosidad y elegancia en función de sus colores. Los revestimientos suelen ser muy predominantes, por lo que elegir el tono ideal irá de la mano con los metros cuadrados del lugar.

Para estancias pequeñas los expertos de Reformas Granada aconsejan elegir tonos claros que den luminosidad y la hagan parecer  más amplia. En sitios donde el problema no venga dado por el tamaño se pueden elegir más variedad de colores y jugar con las texturas de los revestimientos.

¿Te importa el medio ambiente?

No todo es estética o comodidad, otro de los puntos fuertes a valorar es el aspecto ecológico. Si este factor es muy importante para el usuario deberá realizarse un estudio de aquellas marcas que garantizan el sello ecológico en sus diferentes productos, dado que existen empresas que pueden llevar a un engaño debido a un mal uso de la normativa.

Uno de los mejores productos a utilizar es el bambú, que es una planta que se regenera rápidamente y, a diferencia de la piedra, la madera o el acero, tiene un bajo impacto en la tierra tras su recolección.