Reformar el baño y poner un plato de ducha

Cada vez son más los clientes que solicitan a Reformas en Granada poder buscar una solución para reformar el baño satisfactoriamente. Sin duda es una de las reformas más demandadas, sobre todo cuando los niños ya han crecido y la bañera se vuelve un estorbo.

Los proyectos para reformar el baño responden a soluciones diferentes que dependerán de la forma y el espacio disponible en la casa, de los deseos y necesidades del individuo y por supuesto de la economía. Los platos de ducha son muy sencillos de instalar y no requieren de grandes obras, por este motivo son más quienes se animan a prescindir de la tradicional bañera. Para realizar esta acción será necesario contar con especialistas para que la elaboren pues, aunque sea una obra sencilla, requiere de una serie de peculiaridades que se deben tener en cuenta.

En qué consiste el cambio de reformar el baño

Al realizar un cambio de bañera por placa o plato de ducha, se deben sustituir una serie de elementos como son: la bañera, el grifo, la mampara y el revestimiento de la pared donde antes estaba la bañera. En su lugar se colocará un plato de ducha con su correspondiente válvula de sifón, el conexionado al bajante nuevo, la mampara adaptada y el grifo. El resto de los elementos del baño no tiene por qué modificarse.

Precauciones a tener en cuenta

Antes de empezar a trabajar de debe tomar una serie de precauciones que parecen sencillas pero que puede dar lugar a problemas. Lo principal es asegurar y proteger todos los elementos que no se vayan a retirar, como los sanitarios, los marcos de las puertas o el mobiliario, esto es necesario para que no sufran daños ni manchas. Es importante cortar el agua y la electricidad (si es posible o potencialmente peligroso).

También se aconseja tapar con sábanas los muebles de la casa que se encuentren cercanos a la obra, para que así no se produzcan acumulaciones de polvo o roces al introducir o sacar materiales. Una vez esté todo envuelto y cortado se procederá a romper la estructura de la bañera para poder sacarla de allí.

Ventajas de cambiar la bañera por un plato de ducha

Al retirar la bañera se consigue una serie de beneficios:

Rapidez en la obra

La reforma de cuartos de baño es bastante rápida y se gana tiempo y dinero con respecto a otras soluciones menos duraderas. Se suele tardar de dos a tres días en cambiar una bañera por un plato de ducha. Con esta pequeña reforma se conseguirá un cambio espectacular y un baño más adaptado.

Mayor seguridad

Se sabe que el 90% de los accidentes que se tiene en las viviendas se dan en los cuartos de baño. Resbalar en la bañera o tropezar con ella al entrar o salir, se tiene como una de las principales causas. Y  los riesgos aumentan a medida que los habitantes de la casa tienen más edad. Las bañeras no son espacios a los que se pueda acceder con facilidad y si además se convive con personas mayores el problema se va agravando.

Mayor espacio

Al realizar el cambio se suele ganar espacio para poder moverse, ya que la superficie plana aumenta y esto mejora la estancia en ella. A veces se reduce el tamaño del plato en comparación al tamaño que tenía anteriormente la bañera, lo que provoca un aumento de sitio para que pueda ser aprovechado por ejemplo para almacenar.

Mejor higiene

Las placas de ducha son más fáciles y rápidas de limpiar que las bañeras. Al disponer de una superficie llana, es más cómodo acceder a todos los rincones, disminuyendo así el tiempo de limpieza. Para realizar un mantenimiento rápido diario, solo será necesario limpiar la mampara y la grifería.

Mayor movilidad

Como se ha comentado anteriormente, las placas de ducha aportan una mejor movilidad tanto al entrar como una vez dentro de ellas. La facilidad que se tiene en el interior de un plato para moverse resulta beneficioso para todos los miembros de la familia. Las personas mayores agradecerán el confort que este les brinda.

Nuevos diseños

Hoy en día hay una gran variedad de platos o placas de duchas. Existen muchos diseños que se adaptan a las necesidades físicas y económicas que cada individuo cuando se decide reformar el baño