Como optimizar el baño en una reforma

Los baños siempre son un foco muy transitado dentro de una casa, el desgaste en ellos es notorio. La decisión de optimizar el baño en una reforma dependerá del espacio y de las necesidades o desgaste que tenga este. Debido al paso del tiempo se acaban quedando anticuados y pierden practicidad. En función de la reforma, se puede optimizar el baño desde dos perspectivas: hacer una reforma parcial o realizar una reforma integral del baño. En muchas ocasiones no es posible saber el nivel de deterioro de la estancia hasta que no se consulta con un especialista. Es aconsejable que contar con una persona especializada, dado que solo ellos podrán guiar de forma correcta los cambios a hacer.

Formas de optimizar el baño en una reforma

Como se comentó anteriormente pueden existir diferentes modelos para llegar a optimizar el baño en una reforma:

Reforma parcial

Hacer el baño más accesible, cómodo y crear nuevos espacios de almacenaje, sin tener que levantar solerías ni cambiar en exceso el mobiliario acuoso, está dentro de lo considerado una reforma parcial, al igual que pintar paredes o incluso pintar azulejos, una técnica muy actual que ayudará a ahorrar dinero y tiempo.

En muchas ocasiones el aumento de los miembros de la familia hace que sea necesario reestructurar ciertas zonas de la casa, entre ellas el baño. Optimizar todos los espacios para crear almacenaje nuevo, o poder añadir pequeños apliques facilitará el día a día.Una acertada distribución, un adecuado equipamiento y una correcta iluminación son las claves imprescindibles que permitirán optimizar el baño en una reforma y darle una apariencia más actual. Aunque es habitual que este tipo de arreglo los haga el mismo dueño, no hay que olvidar que para garantizar un resultado acorde a las expectativas que se precisan siempre es mejor llamar a un especialista en reformas en Granada.

Diferentes espacios y diferentes soluciones:

– Espacios pequeños: Existen en muchas viviendas antiguas sobre todo en Granada, que aprovechan los espacios pequeños para convertirlos en aseos. Este tipo de espacios que cuentan con no más de tres o cuatro metros cuadrados precisan de ingeniosas ideas que garanticen un aprovechamiento del lugar. Una de las principales medidas es la de optar por piezas pequeñas y colores claros que de sensación óptica de luminosidad. Cambiar los sanitarios no suele llevar mucho trabajo. Los elementos de almacenaje que se vayan a utilizar deben ser suspendidos en la pared pues creará la falsa ilusión de espacio.

– Techos abuhardillados: Aunque en un principio podría parecer un inconveniente, si se potencia de forma correcta puede resultar un espacio con una gran personalidad. Es ingenioso dejar el lavabo en el lugar más alto de la estancia y utilizar los demás para el resto de mobiliario. Aprovechar la luz natural en este tipo de espacios es la mejor inversión.

– Espacios estrechos: La mejor recomendación es que las puertas tanto la exterior como la de todo el mobiliario sean correderas. Esto evitará tropiezos, dará sensación de amplitud y permitirá colocar almacenaje sin miedo a no poder abrir los armarios.

– Azulejos: ya existen en el mercado gran variedad de marcas que trabajan pinturas para azulejos, si el presupuesto no es muy grande, o simplemente no se desea comenzar una reforma integral, pintar los azulejos es garantía también de calidad.

Reforma Integral

Es la más aparatosa, pero sin duda es la que genera más satisfacción con relación a los resultados finales.

– Revestimiento de suelos y paredes: Un punto importante de la reforma de un baño es el cambio de pavimentos y paredes. Elegir un material apto para el lugar con los colores apropiados hará que el conjunto del lugar sea más armonioso. Para este tipo de tarea sí que es imprescindible contar con personal cualificado para ello.

– Cambio de tuberías: Podría decirse que es lo más intenso dentro de una reforma, pues conlleva cortes y reajustes nuevos. A la larga será el que más satisfacción de a sus usuarios. Dado que renovar tuberías evitará fugas a corto y largo plazo.

– Remodelación del espacio y el equipamiento: En muchas ocasiones el espacio está mal aprovechado o los habitantes de la casa necesitan reajustar la zona, y cambiar la bañera por una placa de ducha o modificar el lavabo, en función del cambio los ajustes serán más o menos complejos.

Se ha podido apreciar que existen infinidad de ideas a la hora de optimizar el baño de un hogar, aunque muchos se lanzan a hacer estos cambios ellos mismos, desde Reformas Granada animamos a contar con el asesoramiento de un especialista.