Diferentes materiales de suelos para la reforma de un baño

La reforma de un baño es una de las acciones que más suelen solicitar los usuarios a Reformas Granada. Esto se debe en gran medida a que con el paso del tiempo estas estancias envejecen y pierden funcionalidad.

Los baños son una de las zonas de la casa que más tránsito tienen y, además, debido al agua que allí se utiliza, suelen desgastarse con mayor facilidad. Uno de los puntos débiles que tiene el baño es el suelo, pues en ocasiones no es el más indicado y con el tiempo tiende a estropearse o afearse debido a que el material no soporta el exceso de agua de manera correcta.

Si se tiene la intención de hacer la reforma de un baño, es necesario tener en cuenta una serie de elementos antes de decidirse a llevarla a cabo. Entre ellos se encuentra el material con el que se va a realizar el suelo de esta estancia.

Antes de decantarse por cualquier modelo, es imprescindible que los propietarios de la vivienda establezcan un presupuesto y, utilizando este como base, elijan el material que se va a usar para el suelo del baño.

Si no se tiene claro cuál material sería el más adecuado para la reforma de un baño, lo mejor es consultar con conocedores de la materia, como nuestros compañeros de Reformas Granada. Gracias a la experiencia con la que cuenta este equipo, serán los indicados para guiar a los propietarios en la búsqueda de los materiales apropiados para la reforma de un baño.

Los 7 suelos más apropiados para la reformar de un baño

A continuación, se analizarán los suelos más apropiados para un baño y cómo pueden ser tratados para que aguanten en estos lugares sin sufrir grandes desperfectos.

1. Suelos de madera natural para baños

Existen suelos de madera aptos para baños, que crean una sensación más cálida en la estancia y combinan muy bien con diferentes materiales, como la piedra natural.

Si esta es la opción que se desea, es apropiado elegir una variedad que sea especialmente resistente a la humedad, ya que los ambientes húmedos pueden deformar la madera o desgastarla en partes que quedan a la vista. Es necesario aplicar cada cierto tiempo un tratamiento anti-humedad para proteger el suelo periódicamente.

La madera no es el material más aconsejable para un baño, pero existen ciertas variedades que pueden ir bien. Con cuidados y tratamientos regulares puede ser una opción que quede muy bonita.

2. Suelos de piedra natural

La piedra natural es muy usada en los baños debido a que es un material muy duro y resistente, inmune a la humedad y, además, muy estético.

Existen diferentes variedades que se adaptan a los gustos de cada persona. Quizás el único inconveniente que tiene la piedra natural es que genera un ambiente frío, sin embargo, si se cuenta con un sistema de calefacción adecuada, el suelo del baño podrá guardar el calor durante todo el día.

3. Suelos de azulejos tradicionales

Los azulejos no son solo para las paredes. Cada vez existen diseños más bonitos creados específicamente para ser colocados en el suelo.

Para crear una estancia visualmente más grande, lo mejor es elegir azulejos para el suelo que vayan acorde con la gama cromática de los que se usan en las paredes. Y es que ya existen azulejos con todo tipo de acabados, texturas y diseños. Es el material más económico y sencillo de cuidar a largo plazo.

4. Suelos de gres o gres porcelánico

Una de las elecciones más adecuadas para baños y a la vez más clásica es la del gres que, además, es una solución más económica que la piedra natural y no necesita ningún tipo de mantenimiento especial.

Es resistente al agua y a la humedad, pues es un material poco poroso. Su precio suele rondar los 10 euros el metro cuadrado, pero puede variar en función de la calidad y del diseño que tenga.

5. Suelos de microcemento

Esta tendencia está en pleno auge y ahora llega también a los suelos de los baños. El acabado del pulido del cemento para suelos es perfecto, pues no necesita ningún tipo de mantenimiento.

Además, es impermeable, antideslizante y resistente al agua y la humedad. Aguanta los golpes y puede realizarse de diferentes tonalidades. Es actualmente uno de los más solicitados, sobre todo para grandes espacios.