Limpieza de primavera en Granada

Como pasa en la mayoría de Andalucía, la primavera siempre suele adelantarse en Granada, y cuando empieza a llegar el buen tiempo, y los días se vuelven más largos, comienza la mejor época para realizar reformas o la tradicional limpieza de primavera para facilitar la organización de la casa en el futuro.

La limpieza de primavera es una limpieza a fondo de toda la casa, supone un esfuerzo considerable y es recomendable que se haga junto a toda la familia repartiendo tareas y responsabilidades. Para llevarla a cabo es necesario planificarla de forma correcta, dividirlo por días, por estancias y por personas.

En muchas culturas la limpieza de primavera es considerada sinónimo de renovación, por ello es aconsejable aprovechar los cambios de armario para deshacernos de todo aquello que no hayamos utilizado en el último año. No solo de ropa, sino de aquellos objetos que se acumulan en espacios que se podrían aprovechar para otras cosas.

Aunque la primavera trae muchas alegrías, es cierto que para muchos es también sinónimo de alergia, por eso durante el proceso de limpieza hay que hacer hincapié en cuidar y limpiar aquellas zonas que durante el año han podido acumular polvo, pues no son lugares de limpieza diaria. Por ello nuestros especialistas en la construcción te recomiendan realizar estas tareas llegada la estación comentada.

¿Qué estancias hacer en la limpieza de primavera?

Esto dependerá de la limpieza que se haya ido llevando a cabo a lo largo del año, pero siempre coincidiendo con el cambio de temporada es común aprovechar para cambiar la ropa de armario y de paso airear y lavar mantas, colchas, fundas etc.

Dormitorios

Es una estancia en la que se suele acumular y almacenar muchas pertenencias, toallas, sábanas, ropa. Es importante que llegado a este punto de limpieza se saque todo se sacuda o se lave en la lavadora, y se guarde de forma correcta pues muchos de esos materiales ya no serán usados hasta pasado el verano.

Con la ropa igual, se debe aprovechar esta limpieza de primavera para deshacerse de aquellas prendas que se han pasado todo el invierno colgadas. Es una buena oportunidad para donar ropa o deshacernos de cualquier menaje que ya no le demos uso.

Una vez esté todo vaciado y clasificado, toca limpiar los armarios por dentro, empaquetar de forma correcta la ropa de otoño e invierno y colocar la de nueva temporada.

Reorganizar la cocina

Se podría decir que junto con el baño, es el más odiado a la hora de realizar una limpieza de primavera a fondo. Pues este es uno de los lugares más usados, que más suciedad genera y en el que los cajones y armarios acumulan más cosas, entre utensilios y comida.

Primero se vaciarán los armarios y cajones para que estos puedan ser limpiados con mayor facilidad. Tanto si es comida como si son utensilios solo se seleccionarán aquellos que o estén en buen estado o aun sean útiles, los demás se desecharán. Al ser una zona que acumula mucha suciedad se prestará especial atención en dejarlo todo limpio y desinfectado.

Una vez ya esté todo limpio y organizado será el momento de poder realizar de nuevo una compra y colocarlo de manera clave para que aguante el máximo tiempo posible la organización.

Limpieza y organización de cuartos de baño

La clave de hacer de esta limpieza un proceso rápido y eficaz es, vaciar todo el baño, no dejar nada ni dentro y mucho menos fuera. Una vez esté todo listo, enjabonar y enjuagar con abundante agua limpia, paredes, encimeras, lavabo, WC etc. recogiendo el agua sobrante con la fregona, limpiar los armarios interiores y solo preservar las cosas que de verdad han sido necesarias en el último año.

Limpieza de primavera y organización del salón

El salón suele ser la estancia más grande de la casa y proporcionalmente, acumular gran cantidad de objetos. Se empezará por desmantelar el sofá y los sillones para poder lavar las fundas. Se vaciarán armarios y estanterías para poder quitarle todo el polvo a aquellos objetos que se dejan olvidados durante la limpieza exprés del invierno. Mover los muebles también es imprescindible para poder limpiar debajo de ellos.

Es normal que con el estrés del día a día, las limpiezas que se hagan en el hogar suelan ser más superficiales. Por eso llegados a este punto es bueno hacer una limpieza de primavera a fondo, sin dejar atrás nada que se pueda lamentar el resto de la temporada.