Errores al decorar casas pequeñas

Es habitual que a la hora de realizar una reforma y posteriormente a la hora de decorar casas pequeñas, los habitantes quieran poner en ella todo aquello que más les gusta. El problema viene cuando las dimensiones del hogar no son lo suficientemente amplias y se empiezan a cometer errores que no hacen más que empequeñecer el lugar.

Cuando se vive en un espacio con pocos metros, se debe pensar cómo hacerlo funcional y cómo decorarlo de forma óptima para así poder sacarle el máximo partido. Por este motivo, desde Reformas Granada contamos los errores más típicos en decoración  que cometen las personas por no aceptar el sitio que tienen.

Errores al decorar casas pequeñas y espacios pequeños

Cuando se vive en un espacio reducido el tema de la organización para la reforma es fundamental, y lo primero es encontrar lugar para el almacenamiento. Una vez  haya quedado solucionado este punto, se podrán empezar a decorar los sitios libres que hayan quedado para convertir la casa en un hogar confortable.

1. Decorar sin aceptar el tamaño del espacio

Hay que familiarizarse con el espacio del que se dispone antes de empezar a decorar casas pequeñas. Si se sale de compras a la ligera solo se conseguirá gastar dinero en cosas que posiblemente no quepan en la casa.

Para aceptar el espacio es necesario:

Solución: tomar medidas antes de salir de compras. Antes de ir a por los muebles, lo mejor es sacar el metro y medir los espacios que se desean amueblar. Esta acción permitirá tener una idea clara para comprar el tamaño adecuado.

2. Prestar poca atención a la distribución del espacio

Es muy común que las ganas por terminar y poder habitar ya en la casa hagan que no se preste la atención debida a cómo distribuir de manera armoniosa el espacio.

Solución: realizar un mapa de la casa. En este punto ya es necesario conocer las medidas . Es el momento para que el dueño  se tome un tiempo para pensar cómo le gustaría distribuirla. Si la casa tiene un área abierta debe decidir cómo crear dos ambientes para así aprovechar mejor el lugar.

La idea de este punto es poder delimitar las áreas privadas sin romper el espacio de manera visual. Uno de los trucos es utilizar colores similares que le aporten continuidad y que hagan que el espacio parezca más grande.

Es posible que para no cometer errores al decorar casas pequeñas se requiera ayuda de especialistas cualificados en reformas en Granada.

3. Desperdiciar espacio

Cada centímetro de la casa o piso cuenta, y más cuando estos no sobran. Hay lugares que a veces pasan desapercibidos, pero por muy pequeños que sean seguro que se les puede sacar algún provecho.

Solución: maximizar la funcionalidad del espacio. Cualquier sitio se puede aprovechar para colgar algo; las esquinas, sobre los gabinetes de la cocina o el baño o detrás de las puertas.

Además de reformar y limpiar hay que deshacerse de cosas viejas. Tirar todo aquello que ya no se use hará que en la casa queden nuevos espacios que puedan utilizarse. Para hacer de la casa un espacio visualmente más grande es necesario no sobrecargarlo y dejar espacios sin usar.

4. Abusar de la decoración

Uno de los errores más frecuentes al decorar es el hecho de abusar de la decoración. El exceso de objetos y pertenencias (en su mayoría sin utilidad) solo conseguirá que la vivienda luzca recargada y desordenada. Las pinturas muy grandes, las cortinas pesadas o las alfombras solo harán que el espacio luzca pequeño.

Solución: ordenar y dejar espacios vacíos (sobre todo los que están a la vista). Volvemos al punto anterior, hay que deshacerse de aquello que sea inútil y solo ocupe espacio. Se debe elegir dónde se van a poner los objetos decorativos necesarios para crear una sensación minimalista en el ambiente.

5. Desaprovechar la luz natural

Si se cuenta con la posibilidad de usar luz natural, potenciarla hará que la casa parezca más amplia de lo que en verdad es. Hay que olvidarse de las cortinas pesadas.

Solución: usar visillos o estores claros que dejen pasar la luminosidad incluso aunque estén echados. Los colores claros en las paredes harán que la luz se refleje y darán la sensación de amplitud y serenidad aunque el lugar sea pequeño.