Como limpiar después de una reforma

Una de las cosas que más se suelen temer en una reforma, es al estado en que quedará la casa cuando se termine. Nuestro equipo de profesionales de reformas, siempre aconseja cubrir con lonas o plásticos todo aquello que se pueda tapar, de esta forma se evitará que se ensucien determinados muebles en exceso, además facilitar el trabajo cuando vayamos a limpiar después de una reforma.

Aunque se hayan tomado todas estas precauciones y dependiendo de la obra que se haya realizado, las casas siempre se llenan de polvo y de restos de materiales. Hacer este tipo de limpiezas es tedioso, pues se usarán bastantes materiales y se deberán limpiar varias zonas de la casa.

Para hacer este proceso algo menos laborioso y sencillo, a continuación se expondrán una serie de ideas y consejos para que la casa vuelva a ser la que era después de una reforma.

Materiales necesarios para limpiar la casa

Para poder llevar a cabo esta tarea será necesario contar con una serie de materiales y útiles que facilitaran el proceso de limpieza y organización tras la reforma:

Aspiradora

después de una reforma el polvo se convierte en el peor enemigo de una limpieza. Si esta posee brazo extensible mejor, pues se podrá limpiar zonas altas.

Escalera de buen tamaño

Es la única manera de limpiar paredes, techos y la parte superior del mobiliario.

Palas rascadoras

Como su nombre indica son una herramienta que sirve para desincrustar las acumulaciones de masilla. Las obras suele dejar muchos residuos pegados en el suelo o en los azulejos. Solo hay que rascar la zona sucia con ella.

Guantes de goma

Imprescindibles para no dañarse las manos durante el proceso.

Cubos

Se usarán para llenarlos de agua y jabón y poder limpiar con paños húmedos diferentes zonas de la casa donde no haya grifo.

Paños

Se necesitarán varios paños limpios para poder limpiar después de una reforma todos los muebles y azulejos.

Cepillos de cerdas suaves

Para lavar pequeñas superficies duras, se necesitará usar un cepillo de mano. Su tamaño y la consistencia de las cerdas facilitaran desincrustar restos.

Jabón y lejía

Sin jabón no se puede lavar. Es útil contar con material desinfectante, si lo que se va a limpiar son los baños o la cocina. Estos productos se mezclaran con el agua en los cubos, facilitando así la limpieza.

Escoba

Tanto para barrer, para limpiar después de una reforma los techos de telas de araña o para fregar las paredes de los baños es totalmente fundamental.

Paso a paso para limpiar después de una reforma

Lo mejor será dividir la casa por zonas e intentar hacerlo cuando la casa esté despejada.

Eliminar el polvo

Ha llegado el momento de levantar mantas y plásticos y ver el estado en que se encuentran los muebles. Será necesario echar a lavar fundas y sacudir sillones y sofás. Luego se comienza pasando la aspiradora y limpiando con paños húmedos y enjabonados los muebles y las paredes. Con la escalera se repasan las lámparas y los techos.

Rascar los restos de la construcción

El cemento, la masilla, el barro y el pegamento se pueden retirar con una espátula. Si el sedimento es muy fuerte, habrá que comprar desincrustante en una ferretería. Con ambas cosas ya se podrán eliminar los restos de haber enlechado la solería. Es una tarea tediosa pero imprescindible de hacer si se desea ver un acabado limpio y pulido.

Limpiar las salpicaduras de pintura

Es común que después de pintar queden en el suelo algunas gotitas de pintura. Para ello será imprescindible ponerse los guantes, y junto con el cepillo de cerdas, frotar con ayuda del disolvente.

Limpiar el suelo

Una vez ya se hayan quitado todos los restos de pintura y de masilla, será fácil de limpiar. Con una fregona y abundante agua y jabón se fregará. Hay que echar mucha agua para que el polvo salga de los rincones y de las junturas.

Limpiar paredes y techos

Con la ayuda de la escoba y de los paños, se limpiarán los restos de polvo que se hayan depositado en las paredes, y se quitaran las telas de arañas y las pelusas que quedan en las esquinas del techo.

Hacer todo esto es una tarea aburrida, pero si no se limpia inmediatamente tras finalizar la obra, las estancias limpias se ensuciarán de nuevo pues el polvo pasara de un lugar a otro.