La importancia de los muros de carga

En ocasiones los propietarios de una vivienda desean hacer una reforma en ella, abrir espacios, renovar cocina y baños o cambiar la infraestructura. Sus ideas comienzan a fluir y cuando llega la hora de exponerlas ante un experto se dan cuenta que no será tan sencillo como ellos creen, pues hay un detalle que no han tenido en cuenta, los muros de carga.

Los muros de carga de una vivienda son paredes que tienen una función estructural, es decir va más allá de la simple decoración o separación. El muro de carga forma parte del esqueleto del edificio y trabaja con los otros elementos para hacer que la estructura no se debilite y caiga.

Los muros de carga que componen una vivienda o edificio son imprescindibles dado que son lo que mantiene la infraestructura sólida y en pie. Por este motivo si lo que se desea es realizar una obra lo principal es contactar con especialistas como los de Reformas Granada, dado que tocar el muro de carga puede ser peligroso.

Es más habitual de lo que parece, que durante algunas reformas u obras se toquen los muros de carga, llegando a colapsar el edificio. Es muy peligroso llevar a cabo una renovación estructural sin conocer qué paredes son muros de carga y sin contar con personal especializado que asesore y la ejecute .

¿Cómo diferenciar los muros de carga de un tabique normal?

Reconocer qué tabiques de la vivienda son muros de carga no es sencillo en muchas ocasiones. Lo primero que se necesita es un plano actual de la vivienda o edificio, en donde se vean claro las recientes modificaciones que haya podido tener el lugar.

De esta forma y con las siguientes pautas que se darán se podrá reconocer qué paredes son en realidad un muro de carga:

Mayor espesor

Normalmente un muro de carga cuenta con una densidad o espesor mayor que el resto de las paredes. Por lo general un tabique normal tiene un grosor aproximado de 10 centímetros, mientras que uno de carga cuenta con un espesor aproximado de 30 centímetros.

En las obras más actuales esta diferencia es difícil en ocasiones de observarse a simple vista, pero en infraestructuras de más de 40 años, puede verse más claramente pues el grosor suele ser más obvio.

El contorno será la carga

Un edificio construido con muros de carga tendrá sus fachadas y medianeras, es decir el contorno del edificio, formado por elementos estructurales de apoyo (suelos y techos).

La zona de las escaleras

Generalmente las paredes que rodean y conforman la zona de las escaleras de una vivienda o edificio suele estar formada por muros de carga.

Esto se debe a que esta zona es más vulnerable que el resto dado que se ha elaborado un agujero en la infraestructura el cual soportará el peso de la escalera, por eso es necesario reforzar esa zona más minuciosamente. Si se desea realizar una reforma hay que tener muy presente esa zona y tratarla con respeto.

En las casas se aprecian mejor los muros de carga

Por lo general identificar los muros de carga en una casa es más sencillo, dado que estos suelen tener unas dimensiones mayores que los tabiques normales y están posicionados estratégicamente.

Suelen encontrarse en los muros externos de la casa y en los transversales, además de cerca de la escalera. Aun así, es necesario consultar con un equipo especializado como los de Reformas Granada antes de realizar ningún cambio en ellos, para evitar problemas y daños irreparables en el futuro.

El sonido puede ser la clave

Si se analiza el interior de la vivienda se podría sospechar cuáles son los muros de carga por el sonido y la reacción del material ante un golpe. Con los propios nudillos se puede dar una serie de golpecitos sobre la pared, si la sensación que emite es la de macizo, querrá decir que será un muro de carga probablemente.

Por el contrario, si al dar los golpecitos, la sensación acústica que se percibe es a hueco, es muy probable que sea un tabique común de separación, el cual no cumple ninguna función específica dentro de la infraestructura de la vivienda o del edificio.

Modificar los muros de carga es viable, pero deben tomarse muchas medidas de seguridad y realizar ciertos estudios antes de ejecutarlo.