Materiales para muebles de cocina

Como ya hemos comentado anteriormente en algunos post.  La cocina es una estancia que tiene mucho uso y con el paso del tiempo suele deteriorarse o pierde la funcionalidad, pues el núcleo familiar evoluciona. En este artículo se pretende  aconsejar sobre los materiales para muebles de cocina.

Existe una gran  variedad de materiales para muebles de cocina, con diferentes acabados y formas, cada uno denotando una temática, un presupuesto o una función. La cocina no es una estancia económica de amueblar, pues  requiere de diferentes elementos a cual más caro. Es importante definir el presupuesto antes de comenzar con el proceso de reforma o de construcción.

En función del presupuesto que se tenga se podrá optar por un tipo de material u otro, una serie de acabados o uno modelos de mobiliario. Es importante definir esto antes de comenzar cualquier obra o reforma para así poder buscar delimitar el presupuesto que va a ir definido a cada sección. Lo mejor es contar con la ayuda de profesionales como los de Reformas Granada, quienes se encargan de  asesorar y adaptarse a las necesidades de sus clientes para que puedan cumplir su sueño de tener una cocina más funcional y estética.

Materiales para muebles de cocina

Es fundamental ser conscientes y saber distinguir el material del que está hecho el mueble de aquel que lo recubre. Suele haber tres materiales con los que se fabrican muebles de cocina y en función de ello, el precio variara desde más económico o más caro.

Base de aglomerado

Son muebles fabricados  a base de restos de madera compactada con resinas o pegamentos. Las principales ventajas es que son baratos y existe una gran variedad de texturas y colores en el mercado. Estos muebles llevan un contrachapado encima que los cubre y protege. Sin embargo, poseen un gran inconveniente,  los muebles siempre deberán ser lisos, sin molduras ni marcos, pues el agua puede filtrarse provocando inflamación en la textura. 

Tableros de densidad media DM o fibra prensada

Estos tienen precios más elevados que los anteriores debido a que poseen mayor calidad. La principal ventaja es que si se rayan o sufren algún golpe podrán repararse más fácilmente. A diferencia de los anteriores, no se corre el riesgo de que se hinchen debido al agua.

Muebles de madera

Este tipo de material está hecho con finas capas de madera maciza superpuestas, es muy resistente y a prueba de agua y golpes.La desventaja es su alto precio, incluso hay fabricantes que no lo comercializan por el coste de producción y el problema de la venta.

Recubrimientos para muebles de cocina

Los materiales que recubren los muebles pueden ser de siete tipos diferentes analizados  a continuación para que cada usuario pueda elegir aquella que se adapta mejor a su presupuesto y a sus necesidades.

Recubrimiento de madera chapada o madera maciza

Es muy habitual y tiene muchos adeptos porque queda elegante y natural, además nunca pasa de moda. Se puede tratar con los productos adecuados para proporcionarles mayor resistencia.

Recubrimiento de PVC o polilaminados

Se trata de láminas de vinilos que imitan a las maderas muy finas. El problema es que con el paso del tiempo suelen resentirse debido a los cambios de temperatura, haciendo que el vinilo se despegue y termina  fastidiando la estética de la cocina.

Recubrimiento de melaninas

Este material es una buena opción, pues resiste el desgaste y es económico. El único inconveniente es que sus posibilidades son limitadas; es decir, los acabados siempre serán en mate.

Recubrimiento en formica

Son más caros, pues su calidad es mayor y resistente al agua, calor, ralladuras y golpes, pero sus acabados siempre se presentarán en superficies lisas.

Recubrimiento de termoestructurados con textura

Para muebles rústicos que parezcan ser madera maciza este es el mejor recubrimiento, pues  incluso la textura será rugosa.

Muebles lacados

Muebles que se hacen a base de tableros de fibra de diferente densidad. A mayor calidad tenga la laca utilizada mayor calidad adquirirá el mueble y por lo tanto mayor será su precio. Estos muebles se caracterizan por ser muy brillantes, pero poco resistente a golpes aunque de fácil reparación.

Recubrimiento de aluminio o acero inoxidable

Están muy de moda pero se aconseja combinarlo con acabados naturales para no sobrecargar el ambiente.