Ventajas de la creación de una cocina abierta

Una de las estancias más usadas de una vivienda es la cocina, dado que en ella se preparan los alimentos, se come, se almacenan víveres y cosas de uso cotidiano. Las cocinas, al igual que las familias, van evolucionando con el paso de los años, de ellas se intenta mejorar la usabilidad, la comodidad y la practicidad, creando diseños de cocina abierta.

Los diseños han cambiado mucho, podemos decir que poco se parecen las cocinas de la actualidad a las de los años 80. Esto se debe entre otras cosas a las modas y a la evolución de los electrodomésticos, que han ido convirtiendo la cocina en un lugar cada vez más funcional, el cual invita a su uso y a su estancia.

La cocina es, de hecho, uno de los lugares que más solicitan reformar los inquilinos de una vivienda, y esto se debe, entre otras cosas,  a que es una de las habitaciones que más se desgasta por su uso.

En la actualidad uno de los diseños más solicitados es el de cocina abierta o semiabierta. Las cocinas abiertas son aquellas que entre el salón o sala y la cocina no existen casi tabiques que lo separen, por lo que se puede entrar y salir fácilmente de ella.

Los diseños son varios y dependerán del espacio del que disponga cada vivienda y de qué tabiques podrían derrumbarse para unir los espacios. Si se desea hacer una reforma de este tipo lo mejor es contar con un equipo de profesionales como los de Reformas Granada, a los que se puede llamar sin compromiso para consultar cualquier duda.

Ventajas de una cocina abierta

A continuación se analizan las ventajas que tiene instalar una cocina abierta en una vivienda, tanto desde el punto de vista económico (inversión), como desde el funcional para la familia:

Mejora el espacio visual

Uno de los cambios más evidentes al hacer una cocina abierta es que se consiga más espacio, pues se reducen paredes y se aprovechan pasillos (que al fin y al cabo son espacios muertos). La sensación será de mayor amplitud y movilidad para los habitantes de la casa.

Lo ideal es elegir un mobiliario acorde a la estancia a la que está abierta, para que parezca una continuación de la misma creando un ambiente más homogéneo.

Uno de los temores y dudas que más frecuentemente tienen los usuarios es el hecho de si al cocinar los olores se extenderán por todas partes. Pero actualmente existen en el mercado extractores de humo excelentes, que recogen todos los olores mientras se cocina, así que ese no será un problema con el que tendrán que lidiar.

Elegir la distribución más idónea

Otro de los puntos fuertes que tiene el decantarse por una cocina abierta es la posibilidad de optar por varios modelos de distribución, ya que al ser un espacio abierto las posibilidades son mayores.

Se puede hacer una distribución lineal o en forma de “u”, ubicando los elementos en la pared y creando una barra de trabajo, que es una de las opciones que más gusta a los inquilinos y a todos los que las visitan.

Aumenta el valor de la vivienda

Una de las estancias, junto con el baño, que más aumenta o disminuye el valor de una vivienda es la cocina. Nadie quiere adquirir o alquilar una casa en la cual la cocina es anticuada o poco funcional.

Reformar la cocina, hacerla moderna y de espacios abiertos añade un valor extra al lugar, permitiendo alquilarla o venderla por un precio más elevado, lo que supondría más ganancias para el propietario del inmueble.

Mayor integración familiar

Esta es una de las mejores ventajas que posee este tipo de distribución. Las cocinas cerradas impiden que los miembros de la familia transiten libremente, o que aquel usuario que se encuentra en ella pueda hablar y participar de las actividades de los demás porque está encerrado.

Por ello los espacios abiertos crean mayor comunicación e integración de todos los miembros de una familia, estén donde estén y hagan lo que hagan, favoreciendo así a la armonía y la participación de todos en el desarrollo de las comidas familiares.