¿Cómo conseguir un baño adaptado?

En frecuente que lleguen a Reformas Granada diferentes cuestiones que hablan sobre qué tipo de reforma habría que realizar para conseguir un baño adaptado a las necesidades de las personas mayores y de cualquier usuario que cuente con una discapacidad motora. Por este motivo, hemos pensado en crear un artículo explicativo en el cual contemos las medidas preventivas que deben tomarse, los trucos o los consejos. De esta forma, resolveremos muchas dudas que nos comentáis y así podéis decidiros si realizáis esta reforma en vuestro hogar.

El baño es una de las estancias más usadas en una vivienda, que a su vez pierde versatilidad y queda desfasada con el paso del tiempo por diferentes motivos familiares. Por ello, este es un lugar que acaba reformándose casi siempre, para poder volver a ser usado de manera segura.

En ocasiones, los miembros de las familias sufren algún percance o simplemente se hacen mayores y el baño deja de ser funcional para ellos, pues no les permite bañarse solos o ser acompañados mientras lo hacen. Reformar y conseguir así un baño adaptado puede llegar a ser complejo a la vez que sencillo, pues dependerá mucho de las características que tenga el anterior baño.

Cómo crear un baño adaptado

A continuación, analizaremos los puntos más relevantes a cambiar en un baño para que este pueda adaptarse a personas con necesidades móviles especiales.

Cambio de bañera

No es novedad que el cambio de bañera a plato de ducha es una de las primeras modificaciones a implementar. De hecho, muchas personas ya lo han hecho, al margen de querer realizar o no una adaptación de baño por un mal mayor.

Existen en el mercado una gran variedad de platos de ducha que pueden elegirse en función del espacio y de la preferencia. Los mejores son aquellos que no dejan bordillo y van a ras de suelo, lo que permite que cualquier persona pueda acceder con facilidad.

Platos a elegir:

-Cerámicos: son los clásicos de siempre y los más económicos, además de resistentes y duraderos. Aunque resbalan y no son aconsejables para personas con movilidad reducida.

-Acrílicos: la capa externa es acrílica y la interna de fibra de vidrio o poliuretano. El interior cuenta con un refuerzo de aglomerado. Son menos deslizantes que los anteriores.

-De carga mineral (resina): se componen de una resina mezclada con mármol. Son muy resistentes a los golpes y antideslizantes casi en su totalidad. Es aconsejable darles una capa de gel “coat” para aumentar la adherencia.

-De piedra natural: pizarra, mármol, cuarzo o granito son las posibilidades que hay en el mercado. Son también antideslizantes, pero poseen un gran inconveniente, y es que tienen un coste muy elevado.

-Otros: otros materiales a barajar son el acero, la fibra de carbono o el vídeo. Es cuestión de echarle imaginación y tener ganas de ahorrar a la hora de armar el  presupuesto.

Sanitarios adaptados

Las barras junto a los inodoros, las duchas, e incluso el lavabo si fuera necesario, son imprescindibles. Para ello es mejor inclinarse por aquellas que van atornilladas a la pared, dado que las que solo se fijan de manera adhesiva puede que cedan al ser presionadas, lo que acabaría provocando un accidente doméstico. El lavabo deberá estar suspendido, sin mobiliario debajo ni pata, para que pueda ser introducida una silla de ruedas con comodidad.

Es importante tener mucho cuidado a la hora de taladrar los azulejos, no todos son de buena calidad, por lo que quizás podrían rajarse o quebrarse al intentarlo. Si no sabes cómo hacerlo, llama a profesionales como los de Reformas Granada para que lleven a cabo todas las instalaciones o los cambios de manera segura.

Otras medidas a tomar

En función de la dependencia de la persona, se podrán realizar o instalar medios más adecuados a sus necesidades. Por ejemplo, existen sillas de duchas especiales, o se pueden crear poyetes que le permitan contar con un punto extra de apoyo, así como instalar un suelo antideslizante y crear una puerta amplia de entrada al baño que permita fácilmente el acceso de cualquier silla o andador. De este modo, el usuario podrá acceder al baño de manera sencilla y segura, y además permitirá a otra persona sacarlo de allí en caso de que ocurriera alguna incidencia, como una caída.