¿Ampliar la vivienda? Cómo hacerlo legalmente

Es normal encontrarse ante la situación de que las casas comienzan a quedarse pequeñas para quienes las habitan, debido a que con el aumento del número de miembros en la familia, también aumenta la necesidad de espacio para vivir cómodamente. El problema viene cuando los desorbitados precios de la vivienda impiden que los usuarios encuentren casas que se adapten a sus nuevas necesidades. Por ello muchos optan por reformas a su casa, e intentan ampliar la vivienda en la medida de lo posible para obtener algunos metros más.

Para ampliar la vivienda es necesario un proyecto, un arquitecto y una licencia de obra mayor. Da igual si lo que se va a intervenir es una casa, un piso o un chalet, dado que en la mayoría de los casos se va a modificar la estructura. Muchos podrán pensar que si lo único que se va a realizar es un cerramiento eso no afecta a la estructura, pero sí a la cantidad de metros construidos que aparecen en el proyecto inicial.

Se debe tener en cuenta, si la vivienda a modificar esta dentro de una comunidad de propietarios, se deberá obtener un permiso antes de realizar las obras, más aún si estas van a ser visibles desde el exterior.

Cómo saber si ampliar la vivienda es legal o no

La legalidad o ilegalidad de una reforma dependerá de la normativa urbanística que ofrece el lugar. Esta normativa se puede consultar libremente en la web del ayuntamiento correspondiente, pero los expertos de Reformas Granada pueden solventar en el momento cualquier duda relacionada, dado que ellos trabajan acordes a las normas de la ciudad.

La información que se debe obtener y conocer antes de ampliar la vivienda es la siguiente:

Edificabilidad

Es la relación entre los metros cuadrados de suelo y los del techo que se pueden llegar a construir dentro de la parcela. Es habitual que los promotores agoten la edificabilidad de las parcelas para sacar mayor rentabilidad, pero las normativas van cambiando, por lo que las condiciones de edificabilidad pueden aumentar con el tiempo. Por eso es recomendable ir consultando a los expertos.

Retranqueos

Es la distancia mínima que debe tener una construcción respecto a los bordes de la parcela. El dato más curioso es que las últimas plantas de los edificios deben tener siempre más retranqueo, por eso los áticos suelen estar más remetidos que el resto de plantas.

Ocupación

Es el porcentaje máximo de suelo que puede llegar a ocupar una edificación dentro de un terreno acotado. Este dato es relevante dentro de las ampliaciones unifamiliares cuando lo que se desea es crear un nuevo volumen de edificación anexo.

Planta y altura máxima

Si lo que se desea es ampliar haciendo una nueva planta hay que leer muy bien la normativa, ya que en ella se indica la altura máxima que puede llegar a tener un edificio o una vivienda, así como el máximo número de plantas, tanto sobre rasantes, como bajo rasante (sótanos).

Ante toda esta información, lo primero que se debe hacer para no tener problemas en el futuro es acudir al ayuntamiento de la localidad donde se desea realizar la ampliación para preguntar sobre las medidas anteriores y contratar con un arquitecto. En las ayuntamientos pequeños será más sencillo y rápido extraer la información que se necesita que en los de una gran ciudad.

Una vez se haya conocido las normativas y se haya contactado con el arquitecto que evalúe lo que se desea realizar, es el momento de contactar con el equipo de reformas Granada para que ejecuten el proceso.

Si no se sigue todo el proceso al pie de la letra, y los ayuntamientos se percatan de la remodelación, es posible  que obliguen a demolerla, retirarla, también pueden llegar a multar al propietario y a la empresa que la está ejecutando si los pillan en el lugar del trabajo.

Por mucha necesidad que se tenga de ampliar, siempre es mejor acudir al ayuntamiento y preguntar por las normas. Esto a la larga supondrá un gran ahorro de tiempo y de dinero, además de la tranquilidad de que todo se está haciendo bajo la ley y que por lo tanto nadie podrá reclamar nada.