Obra seca: Lo último en reformas

Hacer obras de albañilería en la vivienda suele producir estrés y molestias a sus habitantes sobre todo si estos habitan ya la casa. Uno de cada dos españoles siente aversión hacia las reparaciones del hogar y el 40% prefiere acumular desperfectos durante un año antes de pasar por la experiencia de una mala reforma. La posibilidad de reformar una casa sin hacer obras, la conocida como obra seca, ha marcado un antes y después en el mundo de las reformas. Y es que levantarse todos los días con el ruido de los trabajadores y ver la casa llena de materiales es un panorama que suele causar rechazo a los posibles clientes.

Una de las principales ventajas de hacer este tipo de obras, es que los habitantes de la casa no se vean con el requisito de salir de ella durante el proceso de cambio en las diferentes estancias. Pues en términos generales en lo que consiste hacer una “obra seca” es en la utilización de materiales que no precisan de agua haciendo de esta una labor limpia, rápida y que ofrece excelentes resultados una vez finalizada.

¿Qué es una obra seca y en qué consiste?

Es un tipo de construcción que utiliza materiales de secado rápido y fácil de tratar. No se utilizan elementos húmedos por tanto los materiales son clavados, pegados, o encastrados (encajados entre si). Este tipo de reformas se sustenta sobre la idea de no tener que estar cortando luz o agua durante el proceso. Los productos con los que se elaboran las renovaciones no necesitan largas esperas de secado, acortando el tiempo de realización y manteniendo un entorno más limpio. Gracias a ello los habitantes de la casa llegan a convivir de forma mucho más armónica con la obra que se está produciendo en sus hogares.

A estas ventajas hay que sumar el ahorro de mano de obra, pues no se necesita mucho personal para llevar a cabo este modelo, dado que los materiales suelen ser poco pesados y la responsabilidad es menor por la sencillez de la mayoría de los trabajos que se van a realizar para la mejora de ciertas zonas de la vivienda.

¿Qué tipo de reformas engloban la obra seca?

Los elementos más usados para este tipo de reformas son los forjados. La obra seca comprende un amplio abanico de materiales que enumeraremos a continuación:

Placas de yeso:

las placas de pladur constituyen una gran adición al mundo de la construcción por su versatilidad. Se presentan en distintos tamaños y grosores y poseen un amplio número de propiedades que benefician a la larga a la seguridad de la casa. Son ignífugas, hidrófugas y aislantes acústicas. La instalación es muy sencilla, son atornilladas a montantes de sujeción evitando, sin necesidad de hacer mezclas que puedan ensuciar la vivienda. Son de fácil manejo, se pueden cortar, perforar y pintar para adaptarlas a cualquier ambiente. Se utilizan también para crear estanterías y repisas dando un toque muy original a la estancia.

Paneles metálicos:

 Utilizados para revestir. Compuestos por chapa metálica y al igual que las placas de yeso, se utilizan para revestir paredes, suelos… sin necesidad de retirar materiales previos, evitando generar escombros y polvo. Se atornillan allá donde quieran ser colocadas y listo.

Madera:

Es el material de construcción más popular y el más usado debido al acabado cálido que posee. Es tan versátil que puede encontrarse en diferentes presentaciones como los paneles de madera natural, los DM o los OSB. Se utilizan para revestir paredes, techos y suelos. Su sistema de anclaje es limpio, al igual que los anteriores, los paneles se atornillan a los sistemas de montaje, sin haber generado escombros ni suciedad.

Revestimientos vinílicos:

Es una opción que está en alza en la actualidad. Es muy fácil de colocar y no genera prácticamente ningún residuo. La única condición a tener en cuenta es que la zona a cubrir debe ser lisa y nada rugosa, pues te material irá pegado sobre ella. Es una opción muy buena para cubrir suelos sin necesidad de quitar el anterior.

Tarima flotante:

Esta técnica tiene ya muchos años, permite la construcción sobre suelos antiguos. Da la posibilidad de pasar cables o instalar calefacción bajo él sin necesidad de eliminar el suelo anterior.

Es por ello, que contar con una empresa de reformas en Granada puede ser una buena idea en este tipo de circunstancias.